/ / / /
ccp-urb
Terremoto en Italia y la posibilidad de renovarse en base a los escombros simbólicos y espacios publicos

 

La región del nordeste de Italia, entre las más industrializadas y pobladas de la península, se despertó esta madrugada sacudida por un fuerte sismo, que causó la muerte de al menos seis personas, dejó decenas de heridos y destruyó fábricas y monumentos históricos de la región de Ferrara.

Este sismo se produce 48 horas después de que se conociera que el Gobierno, a cargo de Mario Monti, se planteara no pagar más los daños por desastres naturales, debido a la crisis.

Según un balance provisional, al menos seis personas murieron por los derrumbes causados por el sismo, de magnitud 6, cuyo epicentro se situó a unos 10 km de profundidad en Finale Emilia, 36 km al norte de Bolonia, provincia de Módena. Cuatro de los fatales damnificados serían obreros que pernoctaban en las fábricas de la zona mientras que las otras dos personas, resultaron una anciana de más de cien años y una mujer de 37 años, quienes fallecieron por un ataque al corazón producido por el pánico.

Unas 50 personas resultaron heridas en la región de Ferrara, aunque ninguna de gravedad, tras el sismo que se sintió en todo el noreste de la península.

“Sentimos un miedo tremendo, todo el pueblo salió a la calle después de la primera réplica. A la segunda nos refugiamos en los automóviles, por fortuna los daños fueron limitados, aunque varias iglesias resultan afectadas”, contó a la prensa Umberto Mazza, alcalde de Ostiglia, cerca de Mantua. Para tranquilizar a la población, las autoridades confirmaron la celebración de laselecciones administrativas locales en las ciudades de Piacenza, Parma, Budrio y Comacchio.

Muchas casas y campanarios se derrumbaron en varias localidades y varios hospitales fueron evacuados por medidas de seguridad. “La parte superior de una torre medieval del castillo de Galeazza se desprendió”, informaron fuentes locales. En Bolonia y otras ciudades, miles de habitantes fueron despertados por el terremoto y salieron a la calle.

Los italianos revivieron el terremoto de Los Abruzos (centro de Italia) que el 6 de abril de 2009 devastó el centro histórico medieval de L’Aquila y provocó la muerte de 309 personas, dos mil heridos y 80.000 de desplazados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *