ccp-urb
Patricio Mora gana premio de tesis ” Beca Talento regional” con memorial del 27/F

 

En Cauquenes, el terremoto de febrero de 2010 dejó el 80% del casco histórico destruido. Al realizar un voluntariado en esa zona, el estudiante de Arquitectura, Patricio Mora, fue impactado por la vulnerabilidad que tiene Chile de sufrir pérdidas patrimoniales y, al mismo tiempo, constató que, luego de todos los terremotos ocurridos en el territorio nacional, el escombro es un elemento común en nuestra historia.

“Entonces era necesario ver el escombro como un recurso de desarrollo sustentable. Es económico, genera nuevos empleos y, al mismo tiempo, las personas asocian su memoria a ellos”, sostiene.

De tal modo, junto a un grupo de jóvenes estudiantes y profesionales de la arquitectura, Mora publicó en el otoño de 2010 la Guía para la recuperación y reutilización de los escombros simbólicos en el espacio público, que tenía como objetivo aportar a la “solución a la amnesia que hemos sufrido como país, en el aspecto urbano, arquitectónico y específicamente al área de la memoria y patrimonio”.

Ello también, sostiene, ayuda a convertirlo en referente de la cultura sísmica. Posteriormente, y con financiamiento Fondart, junto con Hilda Basoalto presentaron lo que califican de una evolución de esa publicación: Escombro simbólico y espacio público, una nueva belleza.

Con este concepto de aplicar el escombro en los espacios públicos -que incluso se presenta en universidades extranjeras como teoría, asegura Mora- el joven licenciado ha viajado a Alemania e Italia –Bienal de Venecia- a presentar la iniciativa.

Emigrantes amnésicos

A juicio de Patricio Mora, el edificio Alto Río es un ícono nacional de la representación de la catástrofe, por lo que plantea la importancia de rescatar ese lugar como un espacio de memoria. También, dice, para recordar que no se pueden repetir los errores.

“En Chile no existen temas memoriales de la catástrofe, como elemento importante para el desarrollo de la ciudad. En Concepción, en tanto, somos emigrantes amnésicos –de Penco al Valle de la Mocha- sin referentes de lo que fue nuestro habitar en Penco”, sostiene.

De tal modo, junto a los arquitectos que componen la fundación Proyecta Memoriahan estado trabajando con la comunidad del edificio Alto Río en los temas de resiliencia y de transmisión de lo que vivieron. Actualmente está en desarrollo la Fundación Alto Río, que buscará obtener recursos para el desarrollo de un centro cultural en memoria de lo ocurrido en ese lugar.

De ahí tomó como proyecto de título el Diseño participativo de un Memorial para el edificio Alto Río, que recientemente fue uno de los siete ganadores de la Beca Talento Regional, que reconoce el trabajo de tesis de los estudiantes de la Agrupación Universidades Regionales cuyos temas están asociados a comunidades locales.

La propuesta de Patricio Mora corresponde a un edificio de mil 700 metros cuadrados sobre un terreno de 60 x 90 metros, proyectado como una construcción enterrada de tres pisos sobre cuya superficie se desarrolle un Parque de la memoria. “Lo que se busca es rescatar las vivencias de la comunidad Alto Río y eso llevarlo a un programa arquitectónico que considere archivo, biblioteca, auditorio, salas para talleres y espacios para exposiciones”, explica.

Su tesis debería estar terminada a principios del segundo semestre y para junio cuenta ya con una invitación a Italia para presentar su iniciativa.

 

mas info en http://www.udec.cl/panoramaweb2/2012/04/estudiante-udec-gana-premio-de-tesis-con-memorial-del-27f/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *